Símbolos

Símbolos

Bandera

Bandera Cantón Central

Nuestra bandera es sinónimo de orgullo para todos quienes amamos Heredia.

Está compuesta por los colores amarillo, blanco y rojo, dispuestos en tres franjas verticales: amarilla es la que va unida al asta, blanca la del centro y roja la del extremo.

Por varias generaciones los heredianos hemos señalado los colores rojo y amarillo como característicos de nuestra divisa deportiva, lo que nos ha dado muchas satisfacciones. También es importante destacar la relación histórica de nuestra ciudad, la que se ha distinguido por su vinculación religiosa, siendo los colores amarillo y blanco los del Vaticano, institución que encabeza la doctrina cristina en la Religión Católica.

La combinación de colores deportivos y religiosos propuestos identifican la tradición en nuestro cantón y provincia, por lo que se proponen los colores: amarillo, blanco y rojo.

Fuente: Libro de Actas de Sesiones del Concejo Municipal del Cantón Central de Heredia, Tomo N° 196 y N° 197, Archivo Municipal de Heredia.

Escudo

Escudo Municipalidad Heredia

El escudo también es un símbolo importante para nosotros. Tiene forma española, con dos divisiones, las que llevarán: al centro tiene un fortín de plata similar al construido por Fadrique Gutiérrez, que se halla ubicado al costado este del Palacio Municipal, inscrito en campo rojo y un campo azul alrededor del rojo.

En la parte superior cuenta con un listón rojo, plegado con la siguiente leyenda: “Paz, Trabajo, Progreso”, en letras amarillas. De igual forma, en la parte inferior tiene un listón que dice: “Heredia, 1848”. Ambas oraciones se ubican entre el recuadro azul y el listón inferior, unidas por un lazo azul por la derecha una rama con 5 rosas abiertas con sus respectivas hojas, las que simbolizan la belleza de la mujer herediana, mientras que en la izquierda tiene una bandola de café con el fruto maduro y sus respectivas hojas, simbolizando el principal producto de la Provincia.

El origen de nuestro escudo data de 1929. Fadrique Gutiérrez, con su ingenio y conocimientos nos heredó el Fortín, obra majestuosa y única en nuestro ámbito civilista, rico en leyendas e historia. Los heredianos -en forma consciente o inconsciente- lo hemos y seguimos señalando como sinónimo de nuestra identidad, de la tierra que nos vio nacer o de la que hemos elegido para asentarnos de manera temporal o permanente.

Fuente: Libro de Actas de Sesiones del Concejo Municipal del Cantón Central de Heredia, Tomo N° 196 y N° 197, Archivo Municipal de Heredia