Heredia: un cantón que le apuesta a la sostenibilidad

Heredia: un cantón que le apuesta a la sostenibilidad
Fecha: Miércoles, 24 Octubre 2018
Categoría: Ambiente
Compostaje Doméstico

·         Proyectos buscan aprovechar los residuos orgánicos y disminuir la cantidad de basura que va diariamente a los botaderos

 

En el cantón de Heredia cada persona genera casi 1 kilogramo de residuos al día, lo que al final del año se convierte en 40.000 toneladas de residuos sólidos que van a parar a los botaderos de basura.

Del total de residuos generados, el 55% son de composición orgánica biodegradable, es decir, más de la mitad son restos de comida, frutas, cáscaras, hojas, semillas; residuos que al ser empacados en una bolsa no se descomponen adecuadamente sino que generan putrefacción y malos olores. Además, se generan regueros porque los perros y gatos rompen las bolsas y, cuando los recoge en el camión, van produciendo lixiviados y malos olores por todas partes.

Estos residuos orgánicos son más fácil de manejar de lo que pensamos, porque se degradan fácilmente en pocos días y se pueden convertir en abono orgánico. Devolviéndole a la vez nutrientes al suelo.

El Gobierno Local, consciente de la importancia de gestionar adecuadamente estos residuos, decidió trabajar más de lleno en este tema a través del proyecto Compostaje Doméstico.

Fue así como en enero del 2017 iniciamos con 100 familias de los distritos Heredia, Mercedes, San Francisco, Ulloa y Varablanca. A estas personas se les brindó la capacitación sobre el tratamiento de residuos sólidos orgánicos, a través de talleres, charlas magistrales, giras prácticas; y el acompañamiento, asesoría y seguimiento para el desarrollo y ejecución del proceso de compostaje en sus casas de habitación.

Para cumplir con el objetivo, cada familia recibió un equipo conocido como “compostera doméstica” en la que depositaron sus residuos orgánicos. Durante 8 meses, los participantes aprendieron a controlar la humedad y el PH del “producto” y a utilizar aquellos residuos más aptos para la producción de abono. Al cabo de unas 4 semanas, obtuvieron su primer abono orgánico conocido como “compost”.

El proyecto tuvo tal acogida de parte de la población, que un año después arrancamos la II Etapa con 130 familias más, y actualmente estamos en preparativos para una III Etapa.

Con una inversión cercana a los ¢32.000.000, al día de hoy hemos logrado involucrar activamente a 250 familias ya que otros vecinos o familiares de las familias que cuentan con una compostera, también aprovechan para aportar restos de cáscaras o frutas al proceso. Cada familia es visitada de forma aleatoria para asesorarle y verificar el estado de su abono orgánico, con base en las visitas se seleccionan las muestras que presentan las mejores propiedades organolépticas para realizarle análisis químico.       

De los análisis químicos se ha podido determinar que el material resultante “compost” es un excelente mejorador de suelos debido a su alto contenido de materia orgánica, N Nitrógeno, P Fosforo, Mg Magnesio, S Sulfuro, % de humedad, pH, C Carbono.

La relación del Carbono con el Nitrógeno (C/N) obtenida del compost da una muy buena aproximación al estado de maduración de un abono orgánico, es decir que se obtiene un abono con baja posibilidad de un efecto nocivo en los cultivos.  

Por su contenido de nitrógeno, es mejor el uso del compost para la producción agrícola al compararlo con otros materiales como granza de arroz, fibra de coco y bagazo de caña, incluso podría asemejarse con el uso de estiércol vacuno.

En cuanto a la producción agrícola, el abono puede ser utilizado en la dosis y de la forma recomendada en el cultivo de lechuga, chile dulce, tomate, brócoli, cebolla, culantro coyote, repollo, colifror, fresa, además de especies medicinales y condimentadoras de hoja como romero, menta, juanilama, ruda, zacate limón, hierba buena, orégano, sábila, hinojo, estevia, insulina, albahaca, entre otras.

Dentro de los resultados del proyecto, la disminución gradual de los residuos enviados al relleno sanitario es quizás la más importante de todas. Cada familia ha disminuido un promedio de 1,08 kilogramos evitando así que aproximadamente 100 toneladas de residuos al año lleguen al relleno sanitario.

Este proyecto pretende sensibilizar a la ciudadanía en torno a la importancia del manejo adecuado de los residuos, así como dar a conocer soluciones y alternativas para que adopten comportamientos más responsables desde sus hogares, centros educativos, lugares de trabajo y comercios; reutilizando y aprovechando los residuos orgánicos como abono.

Al final de las campañas ejecutadas, se lleva a cabo un acto de reconocimiento a las familias con los mejores cinco abonos orgánicos de Heredia, y a la vez resaltar y dar a conocer a la comunidad en general y a las autoridades municipales del cantón los resultados de la campaña.

 

 

Fuente: Sección de Gestión de Residuos

compostaje doméstico, residuos orgánicos, comida, frutas, cáscaras, familias, compostera, abono orgánico